Un grupo de ingenieros israelitas han desarrollado un sistema que permite generar electricidad directamente desde el asfalto de las autopistas. Aplicando dicha tecnología a un tipo de carretera específica, y con tan sólo el roce del vehículo durante 1Km en su asfalto, serían capaz de generar 400Kw de energía suficientes para alimentar a ocho coches pequeños eléctricos.

La tecnología aplicada consiste en la introducción de cristales piezoeléctricos en la misma carretera que, al paso del vehículo, se comprimen generando una pequeña descarga eléctrica.

Las primeras pruebas de esta autopista electrónica se llevarán a cabo el mes que viene cuando, los ingenieros conduzcan un coche sobre un asfalto realizado con material Tarmac y con los cristales piezoeléctricos incrustrados.

La agencia de transporte y medioambiente británica ya ha hecho una estimación aplicando esta tecnología a cualquier rincón de las autopistas británicas: 34.500 vehículos serían capaces de circular con la energía generada.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.