Comenzamos con este artículo de eco-consejos/eco-trucos que será una cadena de muchos más similares, persiguiendo el propósito que quiere transmitir Verdecito: informar y aconsejar cómo podemos cuidar el medioambiente y el entorno de manera sencilla.

1.) Elige bien los productos de limpieza

Intenta evitar comprar productos de limpieza que utilicen tinturas y fragancias, así como una presentación demasiado grande. Los productos concentrados, generalmente, suelen evitar envoltorios abundantes para que el consumidor los mezcle y diluya en casa. También, con un poco de conocimiento, se pueden mezclar ingredientes comunes para la tas tareas de limpieza del hogar.

Foto: cat_dog

2.) Utiliza los productos con cabeza

– El vinagre se puede utilizar mezclado con agua para limpiar los suelos.
– Mezclando sal de boro con zumo de limón se puede utilizar para la higiene de los cuartos de baño.
– El alcohol mezclado con vinagre y agua es otra solución para la limpieza de las ventanas.
– El Bicarbonato de Sodio lo puedes utilizar para la limpieza de sartenes, cacerolas y demás recipientes fabricados con metales, acero o cobre.

3.) Elimina las plagas sin dañar el entorno

A nadie le gusta ver las cucarachas u otro tipo de insecto merodeando por los suelos de la casa. Antes de considerar un pesticida como solución, asegúrate de limpiar del suelo cualquier
cosa que les llame la atención y que no exista ningún resto de comida por la superficie. Cualquier electrodoméstico o utensilios (lavavajillas, platos, etc..) que estén húmedos deberán
de ser evitados ya que atraen a los insesctos como fuente de agua. Las pastas, cereales y harinas es preferible mantenerlas en el refrigerador.

4.) Remedios naturales para las persistentes plagas

Abajo podéis encontrar una lista de remedios naturales para eliminar las plagas más comunes:

– Si son hormigas, lo mejor es seguir el rastro de ellas hasta descubrir de donde salen. Después, con un poco de pimenton o de borax se espolvorea por la zona.

– Para las cucarachas puedes mezclar sal de boro, azúcar y harina y espolvorearlo en la zona infestada. También, prueba poniendo sal de boro cerca de las tomas eléctricas, debajo de las
pilas de los lavabos y por la parte posterior de los armarios.

– Se dice que mezclar levadura de cerveza en la comida de los animáles domésticos previenen los piojos.

– Trozos de madera de cedro evitarán que salgan polillas en los armarios

– Si tienes problemas con roedores la mejor solución es un gato pero, si no es posible, puedes probar con las clásicas trampas que permiten atrapar y dejar en libertad al roedor.

– El pasar el aspirador puede acabar también con los ácaros. Si los ácaros están por la cama, es recomendable lavar las sábanas, colchas y almohadas regularmente así como utilizar hilo, tergal o algodón como recubrimiento.

Foto: cat_dog

No existen artículos relacionados

Etiquetas: ácaros, bicarbonato de sodio, ecoconsejos, ecotrucos, entorno, limpieza hogar, sal de boro, vinagre

Wayback MachineContinuamos nuestra iniciativa de ecotrucos y ecoconsejos (podéis encontrarla al pie de este artículo) con este segundo recopilatorio de consejos de limpieza del hogar sin dañar al entorno. En esta ocasión os mostraremos unos trucos para los electrodomésticos de limpieza que disponemos en casa y que siempre hay mejores formas de utilizarlos.

1.) Uso del lavavajillas

Recientemente, un grupo de científicos de investigación de la Universidad de Bonn en Alemania, han confirmado que el uso del lavavajillas es más eficiente que hacerlo directamente en la pila de la cocina. Aseguran que se ahorra hasta el 50% de la energía, una sexta parte de agua y también, jabón. Por supuesto, es necesario utilizar la máxima capacidad del electrodoméstico y llenarlo con el mayor número de piezas de la cubertería y vajilla. No te excedas en la cantidad de detergente.

2.) Uso de la pila de la cocina correctamente

El mismo estudio de los investigadores alemanes recomiendan unos pequeños pasos para aquellos que no disponemos de lavavajillas:

– retirar cualquier trozo de comida incrustado en los platos antes de introducirlo en la pila.

– no enjuagues los platos antes de limpiarlos con el estropajo.

– en la medida de lo posible, utiliza dos pilas: una con agua caliente y jabón y la otra con agua templada para aclarar.

– no uses más de lo necesario el jabón.

3.) Uso de la lavadora

Hay diversas maneras de hacer un mejor uso de la lavadora y evitar que el impacto en el entorno sea mayor de lo necesario. Lavar la ropa con agua fría ahorra energía y colores a las prendas, mientras que utilizando proporciones de jabón adecuadas te ahorrará dinero y recursos naturales.

4.) Uso de la secadora

Las cuerdas para tender son la mejor opción, sobretodo en las regiones de temperaturas secas. No es necesario decir que utilizar los rayos del sol, ahorra de por sí mucha energía. Si tienes secadora, asegúrate que no estás secando demasiado las prendas y sácalas cuando compruebes que lo estén. No cargues la secadora e intenta poner juntas el mismo tipo de prendas. Las toallitas que se suelen poner en la secadora suelen desprender químicos mientras chocan con las prendas y las paredes del electrodoméstico para hacer suavizar la ropa y reducir la electricidad electro estática. En ciertos casos, pueden incluso provocar reacciones cutáneas. En lugar de utilizar estas toallitas, busca toallitas sin componentes químicos que tienen el mismo uso y además te permitirán reutilizarlas.

Podéis leer el anterior artículo de consejos en la limpieza del hogar aquí.

Foto: María de la Hoz

No existen artículos relacionados

Wayback MachineHemos comenzado esta serie de artículos con unos pequeños consejos para la limpieza del hogar, primero mediante la selección correcta de los productos de limpieza y alternativas a los productos químicos, y el uso correcto de los electrodomésticos que tenemos en casa. Este último artículo de la entrega le será útil para aquellos que dispongan de una casa con jardín, césped etc.. abajo os mostramos unos ecotrucos / ecoconsejos para el cuidado del mismo:

Considera distintos tipos de césped.

Cuando queremos encargarnos del cuidado de un jardín nos debemos preguntar la cantidad de tiempo, esfuerzo e inversión que queremos invertir en el cuidado del césped, cortándolo, fumigando, utilizando fertilizantes, etc.. Podemos plantar en el jardín un tipo de césped como el grama (requiere poca agua y es resistente a las pisadas), el trébol enano (el trébol crece poco a poco hasta cubrir al césped de alrededor, consiguiendo así una necesidad de regadío mucho menor) o la dichondra que no requieren mucha agua ni tampoco segarse repetidamente. Eso sí, este tipo de césped es más sensibles a las pisadas por lo que no es aconsejable si va a ser una zona de recreo para los niños.

Haz de tu jardín más que un simple jardín con césped.

Múltiples empresas ofrecen mezclas de semillas de flores silvestres y hierbas bajas que las podemos utilizar para nuestro jardín. Estas mezclas incluyen semillas como las de Lolium (hierba perenne), tréboles, margaritas, lavanda y tomillo que, en función de la ubicación geográfica y las necesidades de riego y luz de la región, podemos hacer uso de ellas para decorar nuestro jardín. Consulta con un especialista para conocer en detalle las necesidades de agua, luz y tratamiento que requieren.

Jardines en zonas secas

La precaución a la hora de crear un jardín en zonas secas debe ser aún mayor de lo debido y por ello trabajar por un xeriscape (area que no requiere riegos suplementarios) sería una buena opción. Este tipo de paisajes se caracteriza por el uso de plantas que crecen en la zona y que no requieren más cuidado que el propio de su naturaleza.

Foto: Junjan

No existen artículos relacionados

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.