Rodando por el desierto | Verdecito. Medio ambiente y Ecología.

Rodando por el desierto | Verdecito. Medio ambiente y Ecología.

sahara300

El profesor en biónica y tecnología de la evolución en la Universidad Técnica de Berlín, Ingo Rechenberg, ha descubierto en el Sáhara marroquí, cerca de la frontera con Argelia, una araña que no sólo corre, sino que también puede rodar. De este modo se desplaza hasta dos metros en un segundo.

Ahora, el profesor Rechenberg espera que esta peculiar forma de desplazamiento le sirva para desarrollar investigaciones técnicas enfocadas a crear un vehículo para desplazarse por Marte.

La araña en cuestión es blanca y del tamaño de la palma de una mano. Para rodar, el animal repliega sus patas y comienza a dar vueltas, como un gimnasta, de forma que siempre tiene tres de sus extremidades en el suelo, para mantener la estabilidad.

Según los expertos en arácnidos, pertenece al género Cebrennus, y su descubridor espera que pueda ser bautizada en breve como Cebrennus rechenbergii,aunque para eso primero han de encontrar un ejemplar hembra de la nueva araña. El propio doctor Rechenberg cree tener en su casa a una fémina del arácnido, a la que ha bautizado como Ariadna, aunque aún tiene que ser confirmado por los biólogos.

Su descubridor afirma que el novedoso animal no es venenoso, pues ha sufrido varias de sus mordeduras y nunca le ha pasado nada grave, más allá del dolor inicial. En cuanto a sus hábitos cotidianos, pasa el día durmiendo en un agujero excavado en la arena, come un par de gusanos por semana y, al parecer, se orienta por el firmamento.

Via Frankfurter Allgemeine

Foto: John Spooner

No existen artículos relacionados

Etiquetas: araña, cebrennus, Cebrennus rechenbergii, descubrimiento, Ingo Rechenberg, sahara, Universidad Técnica de Berlín

Deja un comentario