Soluciones para el calentamiento global. Ajusta el termostato y el aire acondicionado.

Soluciones para el calentamiento global. Ajusta el termostato y el aire acondicionado.

termostatoOtro simple gesto para luchar contra el calentamiento global y contribuir al medio ambiente sin gran esfuerzo por nuestra parte: ajusta el termostato de tu casa. No puede ser más simple y los beneficios que conlleva son muy grandes como vamos a ver. Simplemente, bajando 2 grados la temperatura ambiente de la casa, podemos prevenir la emisión en la atmósfera de 1000 Kg de emisión de dióxido de carbono.

Las calefacciones y sistemas de aire acondicionado son los aparatos que más energía consumen en nuestras casas, llegando a representar el 42% de energía media consumida por una familia. La calefacción (bien de gas o electricidad) y sistemas de refrigeración (aires acondicionados, ventiladores, etc..) requieren el uso de combustibles fósiles como el carbón o gas natural con la consiguiente emisión de gases de dióxido de carbono en gran cantidad.

Los termostatos programables también colaboran positivamente con el medio ambiente, especialmente si pensamos pasar días fuera de casa o algunas noches fuera y, sin dudarlo, nos ayudará a ahorrar sustancialmente en las facturas de energía.

El aire acondicionado

A medida que el calentamiento global incrementa y las temperaturas y olas de calor se intensifican también por todo el ancho del globo terraqueo, la medida más común de hacer frente a éstas es haciendo uso del aire acondicionado. Como decíamos unos párrafos atrás, los sistemas de refrigeración consumen grandes cantidades de energía por el uso de combustibles fósiles (que, como sabemos, son los principales emisores de carbono), acelerando así el calentamiento global. Como podemos ver, es un círculo vicioso del que podemos salir simplemente apagando el aire acondicionado.

Los sistemas de aire acondicionado representan el 43% de la cantidad de electricidad consumida durante un caluroso verano. Un dato: solamente en Estados Unidos, las emisiones de dióxido de carbono generadas por los sistemas de refrigeración llegan a la escalofriante cifra de medio billón de toneladas al año, y el 17% de la emisiones de gases de efecto invernadero provienen de la electricidad consumida en los hogares de los norteamericanos.

¿Hay alternativas/medidas para refrescar nuestro entorno?. Os dejamos unos cuantos consejos:

  • Aisla correctamente la casa. En el verano, un correcto aislamiento de la parte exterior de la casa evitará que cuando las paredes absorban el calor lleguen al interior de la misma. También puedes aislar las ventanas para prevenir fugas de aire.
  • El color de las paredes también importa. Las paredes oscuras absorberán más calor que aquellas pintadas con colores claros.
  • La sombra. Mediante el uso de cortinas, toldos o persianas podemos llegar a ahorrar hasta un 40% en los costes de energía.
  • Ventiladores externos. Existen en el mercado ventiladores para los tejados que permiten instalarse en el exterior y nos ayudará a mantener el fresco en el interior durante el verano y dejará el frío fuera durante el invierno.
  • Comprueba los filtros. Los sistemas de refrigeración y bombas de calor utilizan filtros en su interior. Cambiándolos anualmente conseguiremos reducir hasta en un 2% nuestra emisión de CO2 en la atmósfera.
  • Evitar las bombillas incandescentes. Como ya dijimos, las bombillas CFL son una gran alternativa a las bombillas incandescentes que, estas últimas malgastan hasta un 75% de su energía calentándose.
  • Cerramos la chimenea. Si disponemos de una, podemos cerrarla para evitar que la temperatura ambiente se escape innecesariamente

Foto: Andy Butkaj

No existen artículos relacionados

Etiquetas: aire acondicionado, bombas de calor, calefacciones, calentamiento global, CO2, dióxido de carbono, emisiones de carbono, Estados Unidos, termostatos

Deja un comentario