Soluciones para el calentamiento global. Las bombillas CFL

Soluciones para el calentamiento global. Las bombillas CFL

cfl_300Las lámparas compactas fluorescentes (CFL) es otro modo de contribuir a evitar un mayor calentamiento global. Este tipo de lámpara se puede usar con casquillos estándar con rosca de Edison (E27) o pequeña (E14) y, en comparación con las lámparas incandescentes (o bombillas de filamento), las CFL disponen de una vida mayor y utilizan menos energía para producir la misma cantidad de luz. En las primeras 500 horas de uso, la factura eléctrica disminuye.

Con nuestro simple gesto de cambiar las luces de la casa a este tipo de bombillas, ya estaremos contribuyendo a la disminución de los gases de efecto invernadero al contacto con la atmósfera. Las CFL duran 10 veces más que las incandescentes, produciendo un 75% menos de calor y usando dos tercios menos de energía. Por ejemplo, una bombilla CFL de 13 watios durará más y uilizará menos energía que una incandescente de 60 watios, ahorrándote alrededor de 25€ en costes de electricidad durante la vida de la bombilla.

La luz de las casas vienen a ser un 20% de la factura media total de electricidad de las casas por lo que utilizando este tipo de bombilla, contribuiremos con el medio ambiente y nuestro bolsillo.

¿Dónde las podemos utilizar? Las CFL las podemos encontrar en diversas formas y tamaños, siendo de uso extendido en lámparas de pie, cocina, salones, etc.. El uso de bombillas reflectoras en lugar de las que tienen forma en espiral distribuyen mejor la luz en los distintos ambientes del hogar.

Las lámparas compactas fluorescentes disponen de 5 miligramos de mercurio sellado dentro de su estructura -aproximadamente la punta de un bolígrafo normal- por lo que se deben de tratar con cuidado en su uso (las CFL utilizan menos mercurio que las incandescentes). Muchos de los actuales fabricantes de estas bombillas CFL están
considerando en reducir completamente el uso de mercurio, en favor de otros avances en la tecnología.

¿Las podemos reciclar? Sí, ambos tipos. Existía hace unos años un programa de IKEA de reciclaje de bombillas incandescentes ¿Alguien sabe si todavía está en marcha esta inciativa? En cualquier caso, la asociación Ambilamp nos proporciona unos puntos limpios donde podemos reciclarlas e información al respecto.

Foto: Fangleman

No existen artículos relacionados

Etiquetas: bombillas, calentamiento global, CFL, electricidad, energía, lámparas compactas fluorescentes, lámparas incandescentes, reciclaje, soluciones

Deja un comentario