Un hombre de bajo impacto

Es muy posible que el próximo 1 de mayo el belga Steven Vromman haya hecho realidad su proyecto, lo que significará que durante un año sólo habrá utilizado

huella-300x225.jpg

huellaEs muy posible que el próximo 1 de mayo el belga Steven Vromman haya hecho realidad su proyecto, lo que significará que durante un año sólo habrá utilizado 15 litros de agua al día, habrá consumido menos de 1kwh de electricidad al día y no habrá generado más de 1 kilo de residuos al mes.

Estas cifras ganan valor si tenemos en cuenta que cada ciudadano de un país del primer mundo consume diariamente más de 120 litros de agua corriente (ocho veces más) y 40,3 kwh (40 veces más) y produce 0,71 kilogramos de basura, casi lo que Vromman genera en un mes.

Este belga, que se hace llamar low impact man (hombre de bajo impacto), ha decidido que quiere reducir su huella ecológica -la superficie de la tierra necesaria para absorber los residuos y producir los recursos que precisa cada persona- hasta 1,5 hectáreas, el nivel adecuado para permitir que el planeta se recupere al mismo ritmo que lo explotamos.

Sin embargo, esta cifra se encuentra muy por debajo de la media belga (5,1) o española (5,7) y aún más lejos de la de países como los Emiratos Árabes, Estados Unidos o Dinamarca, donde la huella asciende a 9,5 hectáreas per cápita, según un estudio del Foro Mundial para la Naturaleza (WWF).

Para lograrlo, Vromman ha decidido prescindir de ‘lujos’ cotidianos como la ropa limpia, comer carne o pescado, utilizar champú, ducharse (se lava con agua de la lluvia y jabón) o tirar de la cadena cada vez que utiliza el baño.

Para ello, ‘el hombre de bajo impacto’ recoge el agua de lluvia en un bidón, genera su propia electricidad con una bicicleta, recarga las baterías de su mp3 con una manivela y tiene en su cocina una placa de bajo consumo. Y además, le está inculcando este modo de vida a sus hijos.

Este asesor medioambiental se siente tranquilo y a gusto consigo mismo desde que inició su aventura, así que piensa seguir viviendo de forma similar una vez que supere su reto en mayo. “Pienso en mis hijos y espero que quede un planeta limpio para ellos dentro de veinte años. Esa es mi motivación”, explica.

Vía Málaga hoy

Foto: Daquella manera

No existen artículos relacionados

Etiquetas: activista, cambio climático, curiosidades, hombre de bajo impacto, Steven Vromman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *